¿Cuál es el propósito del universo?

¿Tiene un propósito el universo? ¿si lo tiene, estamos los seres humanos implicados en él o somos sólo un acontecimiento contingente?

«Nos hiciste, Señor, para Ti, y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en Ti.»

San Agustín

El sentido de la Vida

La forma no puede darse sentido a sí misma, como un martillo no puede existir antes de ser concebido como una herramienta para clavar clavos. Asímismo, el propósito del universo no puede pertenecer al mundo de la forma.

Si asumimos que la vida tiene un sentido que viene proyectado desde más allá del propio mundo, debemos aceptar la existencia de un ser que busca, a través de la forma, la consumación de un proyecto.

Ese ser es la Consciencia, el Yo-soy que crea la multiplicidad. La Consciencia explora las posibilidades de la multiplicidad, a través de la forma, con el objetivo de incorporarlas a su existencia.

El Creador del propósito del universo

Imagina que eres el ser pleno, absoluto, eterno; imagínate como el Yo-soy. No necesitas nada, vives en un permanente estado de plenitud y paz inquebrantable. Eres la única realidad y abarcas el todo.

Piensa en esas posibilidades que no son tú mismo; imagina un universo habitado por una miríada de seres mortales, limitados y vulnerables. Una infinitesimal fracción de lo que eres, basta para inundar ese universo de amor, de paz y de felicidad.

Aspectos de Dios

Puesto que eres la única realidad, tan sólo con la contemplación de todas esas posibilidades, creas un universo y, como nada necesitas, lo creas por amor. Al explorar la multiplicidad, la creas y lo haces con el único material del que dispones: tu consciencia.

Cada ser consciente de ese universo, es un explorador privilegiado, porque se reconoce como un aspecto del Yo-soy.

Al contemplar dichas posibilidades, integras en tu plenitud toda esa carencia, abrazas el mundo y lo elevas hacia una nueva existencia en ti.

Toda limitación se disuelve en tu ser cósmico, como se disuelve la arena en las manos de un niño que juega en una playa.

Nuestra implicación con el propósito del universo

Ahora imagina que abandonas el Yo-soy y te conviertes en uno de esos seres conscientes como, por ejemplo, el que está leyendo esto.

Has retornado a la forma, has olvidado tu naturaleza eterna y todas las limitaciones han regresado para hacerte frágil y mortal.

No obstante, ahora conoces tu verdadero origen y te reconoces como un explorador de la Consciencia.

Tu vida puede adquirir un compromiso con ese movimiento cósmico que explora todas las posibilidades de la carencia que están a tu alcance. Estás involucrado en un proceso que ilumina cada aspecto de este mundo de ignorancia.

Eres la herramienta que ha utilizado la Consciencia para redimir todas esas circunstancias de tu vida, que parecían tan azarosas, pero que adquieren ahora un profundo sentido.

Ya no hay lugar para el arrepentimiento ni la culpabilidad. Has vivido tu vida pasada de forma impecable.

El compromiso con el destino de la Vida

Cuando descubres que estás inmerso en un movimiento universal de transformación y retorno a la Plenitud, te encuentras ante la disyuntiva de tener que elegir ser parte activa de esa transformación o continuar explorando la carencia.

Esta es la única y real opción de libertad que tiene un ser consciente.

Asumir el propósito del universo como un retorno a la Plenitud, te libera de la necesidad de depender de las circunstancias personales para que tu vida tenga un sentido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies