El origen del bien y del mal


El origen del bien y del mal se encuentra en la propia génesis de la realidad. No son dos polos de una lucha ontológica entre fuerzas cósmicas opuestas, si no parte necesaria en el desarrollo de la multiplicidad.

El mundo de la forma como carencia

La carencia de la forma se opone a la plenitud de la Consciencia; no significa, no obstante, que la carencia sea algo negativo per se.

La carencia es creatividad y multiplicidad, movimiento y cambio. El mundo de la forma adolece de la plenitud de la unidad, pero festeja en cada ser la expansión creativa de la Vida.

El ser humano, como ser consciente, adolece, en la misma medida, de esa plenitud y tiende a la unicidad que es su naturaleza primera.

¿Por qué permite Dios el sufrimiento?

El mundo está surgiendo a cada instante, la creación no se detiene. Dios lo crea con su propia consciencia, no precisa ningún otro material.

Por lo tanto, Dios está implicado al 100% en el mundo, pero sin confundirse con él.

Dios no está a salvo del sufrimiento, debido, precisamente, a su implicación con la vida. Experimenta el sufrimiento con cada ser que sufre y la muerte con cada ser que muere.

El origen del bien y del mal

La esencia de lo real: la Consciencia, Dios, la Unidad; crea el mundo como multiplicidad.

Para que esto sea posible, debe salir del éxtasis unitario de su existencia intemporal. Cualquier movimiento o transformación de ese estado, necesariamente, lo degrada.

Es ahí donde surge el mal como todas esas posibilidades necesarias para crear un mundo «fuera» de la Unidad.

La falsa dicotomía entre el bien y el mal

No existe un mal ontológico, en realidad, sólo existe la plenitud, es decir, el Bien adquiriendo múltiples apariencias.

Sin todas esas posibilidades que adquiere la Consciencia y que, en principio, pueden parecer tan injustas a nuestros ojos, es imposible que exista un universo.

Finalmente, sin las posibilidades que plantea el mal, la divinidad no hubiera salido de su éxtasis unitario para crear el universo de formas ilimitadas que experimentamos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies